¿Realmente entiendes la factura de la luz? Supongo que no hace falta que te diga que la factura de la luz es un papel que te llega por correo o email y del que, seguramente, solo comprendes una parte, la que viene abajo del todo: los euros que te acaban de cobrar.

El resto supone un trabalenguas que no entiendes y que te da mucha pereza entender. El problema es que si no entiendes tu factura, no podrás ahorrar cambiándote a una tarifa mejor. Las compañías lo saben, y nuestro Gobierno supongo que tan bien, supongo que por eso no nos lo ponen fácil. Nuestra realidad es aun más simple: Si no sabemos por qué estamos pagando lo que cobran, ¿cómo hacer para pagar menos?

Vayamos a entender las cosas paso a paso, de menos a más. La primera duda a resolver es saber si estamos en el mercado libre o con la tarifa regulada. Igual no te suena, pero desde hace poco esto cambió, y es por este motivo por el cual cada dos por tres un comercial te llama por telefono o te visita en casa ofreciéndote el oro y el moro. No te dejes engañar por ellos, quieren tu dinero.

En España las tarifas eléctricas se dividen en 2 grandes grupos:

Mercado regulado: hay una nueva tarifa de la luz y lo que pagas va cambiando cada hora en función de la oferta y la demanda.

  • Antes se llamaba TUR (Tarifa de Último Recurso) y ahora se llama PVPC (Precio Voluntario al Pequeño Consumidor).
  • Si tienes un “contador inteligente” que mide tu consumo por horas, te cobrarán el precio real del kW en cada hora. Si no, te aplicarán unos perfiles de consumo medios.

Mercado libre: olvídate de la tarificación por horas (y de la mayoría de cosas que salen en las noticias). Tienes contratada una oferta concreta de una compañía eléctrica.

  • Lo que pagas está puesto en tu contrato y los precios del kWh no dependen del dia y de la hora como los de la tarifa regulada.
  • Eso sí: puedes estar en una tarifa buena, regular o pésima.

En el mercado libre abunda la gente que no comprende su factura, que se han cambiado porque les han dicho lo que han querido escuchar, y por ese hecho de no comprender lo que han firmado, están pagando mucho más de lo que pagarían con la tarifa regulada.

Cómo saber en que mercado estás

Es sencillo. Coge tu factura y busca el nombre de la compañía eléctrica que la firma. Revisa sobre todo el pequeño texto escrito en vertical sobre el margen izquierdo de la hoja.

Si en algún lado aparece uno de estos nombres, lo tuyo es TARIFA REGULADA. Si no es ninguna de estas, lo tuyo es mercado libre.

  • Endesa: si pone Endesa Energía XXI estás en la tarifa regulada.
  • Iberdrola: Iberdrola Comercialización de Último Recurso.
  • Gas Natural Fenosa: Gas Natural SUR.
  • E.ON: E.ON Comercializadora de Último Recurso.
  • EDP: EDP Comercializadora de Último Recurso.

¿Realmente sabes lo que pagas?

En otros contratos de ti vida, como ocurre con tu compañia de telefono móvil, sabes perfectamente el nombre de tu operador, los minutos de tarifa plana que incluye, los megas de datos disponibles, etc.

Pero con la luz… ay amigo mío, no sabes a cuánto pagas el kilovatio, por otros conceptos y, si somos sinceros, y ni siquiera tenemos claro cual es el nombre real de nuestra compañia.

Vamos a ver que es lo que tenemos contratado y cuanto pagamos por ello.

Lo que pagamos es la suma de:

  • 1. Potencia contratada
  • 2. Energía consumida
  • 3. Impuesto de la electricidad
  • 4. Alquiler de equipos y medidas de control
  • 5. Otros servicios contratados (opcionales)
  • 6. IVA (sobre todo lo anterior)

Descifrando el sudoku de nuestra factura

Donde está la miga de la factura es en la potencia y la energía, asi que ojo.

La potencia contratada es la potencia máxima que llega a tu casa y se mide en kW (kilovatios). Este dato aparece en tu factura tanto en el apartado de datos del contrato como en el detalle de la factura. Las potencias más habituales son 3,3, 3,45 ó 4,4. Su precio se cobra por día y lo verás como €/kW.

La energía consumida la mide tu contador en kWh (kilovatio hora). El precio del kilovatio hora (kWh) aparece siempre en la factura junto a tus datos de consumo y lo verás expresado en €/kWh.

Si eres del mercado regulado, con la nueva factura que recibirás a partir del 1 de octubre lo verás desglosado:

  • 1. el fijo marcado por el gobierno (o peaje“)
  • 2. el margen de beneficio de tu compañía

En nuestro ejemplo:

  • la potencia contratada es de 3,45 kW y hemos consumido 159kWh en 29 días: 10,43€ son de peajes y 1,10€ para la comercializadora.
  • la energía consumida nos ha costado 20,60€: suma de 7€ de pejaes y 13,60€ de la comercializadora.

Si eres del mercado libre

Si eres del mercado libre, encontrarás también estos dos conceptos pero sin desglosar en peajes y comercialización. Es decir, te parecerá directamente la suma, aunque te informarán de cuánta parte corresponde a peajes. En nuestro ejemplo sería:

  • Potencia contratada: 11,53€ (de los cuales 10,43€ son de peajes)
  • Energía consumida: 20,60€ (de los cuales 7€ son de peajes).

Además, deberás fijarte en si tienes otros servicios contratados, como puede ser un servicio de urgencias eléctricas, un seguro de mantenimiento o obligaciones de hacer las revisiones de mantenimiento con ellos. Vale que ellos te revisen la instalación, pero la caldera es tuya y la revisa quien tu elijas libremente.

Llegados a este punto no se si te ha quedado claro ya como se desglosa tu factura y por qué cosas estas pagando. Si no, pues te remito a las páginas donde algunas comercializadoras intentan explicar cómo es tu factura. A ver como te enteras mejor, si con este articulo o con sus explicaciones:

Si quieres puedes comprobar si te estan cobrando lo correcto en tu factura eléctrica desde este simulador de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.